Ruta Almendra Molinera

01/06/2020

Hoy tocaba disfrutar de la moto en compañía de mi compañero y amigo Miguel. A las 9 puntuales repostamos nuestras máquinas y nos pusimos en marcha. Tomamos carretera de Vitigudino hasta Villarmayor y carretera a la derecha hacia Ledesma. La carretera y el clima geniales y el disfrute todavía mayor. 

En Ledesma tomamos dirección hacia el Pantano de Almendra, mi compañero de ruta ya me había avisado de la abundancia de agua que le adornaba. Ya llegando a El Manzano lo vimos repleto de agua, al igual que los rebosaderos. Yo personalmente no había visto aquí tanta agua. Al llegar al Pantano no nos defraudó. El pantano tenía el agua por castigo, y desbordaba todo lo que la vista podía abarcar. Parada para disfrutar del paisaje y recoger las primeras instantáneas.

Volvimos sobre nuestros pasos y nos diriguimos dirección Villarino, para parar en Saucelle a tomar el refriguerio de rigor. Después de sacar nuestras cabezas de los cascos tocaba adornar nuestros rostros con la mascarilla. Pincho sin compartir, las condiciones lo exigen así.

Retomamos nuestras monturas y emprendimos camino hacia Puente de la Molinera, por una vertiente que yo en particular no había usado para subir, sino para bajar. La carretera estrecha pero con un firme aceptable. Parada en el mirador para tomar unas fotos y vuelta a las máquinas.

Tomamos dirección Lumbrales, Vitigudino y Salamanca. El tramo de Vitigudino a Salamanca muy tedioso, con grandes e interminables rectas. No pudimos hayar un bar abierto, por lo que Miguel, al llegar a Salamanca sobre las 13.30, me dirige hacia la terraza del bar de su urbanización en Aldeatejada. María viene a acompañarnos, con su mascarilla. Teresa no nos pudo acompañar, habrá que volver. 

Habían sido en torno a 260 km plenos de felicidad como siempre y esperando volver a compartir rato.

 

Galería de Fotos

 

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!