¿Cómo Evitar El Calor En Verano Cuando Vas En Moto?

La temporada veraniega, que este año está siendo un tanto atípica, es una de las mejores para salir a montar en moto pero también una de las más exigentes. El calor habitual en estas fechas nos obliga a tener en cuenta todos y cada uno de los elementos de equipamiento que empleamos.

Al igual que no es fácil resguardarse del frío en invierno, tampoco es fácil huir del calor en verano cuando vamos en una moto. A diferencia de los coches, nosotros no tenemos un habitáculo que poder climatizar, pero eso no quiere decir que no existan opciones diseñadas para hacernos la vida más fácil. Para ello encontramos un gran surtido de prendas de todo estilo que han sido específicamente creadas para ayudarnos cuando el calor aprieta de verdad.

Vamos a empezar vistiéndonos por la cabeza, por aquello de llevar la contraria y, también, porque es una parte vital en la que no hay que escatimar recursos. Para afrontar el verano más fresquitos y que no se nos calienten las ideas tenemos tres opciones. La primera pasa por contar con un casco integral (cerrado) que tenga una buena ventilación. Y es importante eso de la ventilación, porque será lo que nos garantice una buena corriente de aire. Este tipo de casco es ideal si vamos a circular por carretera, pero si vamos a ir por ciudad tampoco va nada mal optar por un casco abierto para que nos de el viento en la cara. Eso sí, si el viento está muy caliente tampoco será muy agradable. Por último, hablando de cascos, podemos recurrir a un punto intermedio, el casco modular. Este nos permite abrir o cerrar la mentonera en función de la necesidad y con ello ganaremos en comodidad.

Siguiendo en busca de la comodidad, nos vamos a centrar ahora en el torso. Que haga calor no significa que debamos desprendernos de las protecciones, al contrario. Si el asfalto quema en invierno, imagina lo que pasa en verano… Para eso hay chaquetas diseñadas específicamente para el periodo estival, con ventilaciones de malla o rejilla que nos ayudarán a refrigerarnos. En este caso hay modelos tanto para mujer como para hombre.

ampliar foto

También hablando de protección y de elementos ventilados, la gama de guantes es infinita. No nos cansaremos nunca de decir que es imprescindible usar guantes y lo cierto es que por un lado nos evitará entrar en contacto directo con el aire caliente y tocar las partes más sensibles de la moto y por otro su ventilación hará que el aire que circule nos refrigere las manos.

Un punto muy importante y que no siempre se tiene en cuenta a la hora de combatir el calor cuando se va en moto es el de evitar entrar en contacto con el viento. Y aunque parezca mentira, esto lo podemos conseguir con parabrisas. Estas pantallas nos darán una protección aerodinámica que evitará que el calor llegue a nosotros pero, además, hará también la función de parar el frío cuando llegue el invierno. Un auténtico 2×1.

Además de todos estos consejos, recuerda que el mejor de todos es el sentido común. Evitar salir en la moto en las horas de mayor calor, hidratarse correctamente y respetar los periodos de descanso también nos ayudará a sobrellevar los momentos más duros del periodo estival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.