Como Evitar El Frío En Invierno

La llegada del frío y el invierno no tiene porque obligarte a tener que guardar tu moto en el garaje. Para mi es incluso mejor época que el calor y cualquier motero que se precie opina lo mismo. La ropa de protección hay que llevarla sea la estación que sea y en invierno, si llevas la ropa apropiada no tienes porque pasar frío. Voy a procurar darte unos trucos y consejos para ayudarte a combatir el frío y poder hacer hasta largos viajes en moto como acercarte a “Pingüinos” sin necesidad de tener que gastarte una fortuna en equipamiento.

Empecemos por lo primero: La moto y el frío van cogidos de la mano, si no quieres pasar frío, viaja en “lata”. Pero esto no significa que tengamos que congelarnos y quedarnos “pajarito” al salir a dar una vuelta. El frío se puede combatir y aquí te vamos a dar algunos consejillos y trucos de motero viejo y con algún que otro reuma como consecuencia de hacer tantos kms, en los meses más duros del año.

El aire es un aislante insuperable, por eso las buenas prendas térmicas llevan varias capas. Es mil veces mejor llevar varias prendas, por muy delgadas que sean, que una sola y muy gorda. Los que practican ciclismo lo saben, los que hacen footing también. Varias capas mejor que una sola. Y en este principio es en el que se basan los trucos para combatir el frío en la moto.

Más aún que en verano, tenemos que pensar lo importante que es maximizar las precauciones, pero además debemos tener un especial cuidado en mantener la temperatura corporal si no queremos que un rato de ocio se convierta en una penitencia. Un viaje en invierno puede ser mucho más divertido, pero nos tenemos que equipar correctamente y tener en la cabeza algún que otro detalle.

EQUIPAMIENTO:

Hay un equipamiento que es mínimo, yo diría obligatorio, ya no solo por combatir el frío, también por nuestra seguridad. Cada parte de nuestro cuerpo precisa prendas muy concretas, donde dependiendo de tu bolsillo, podrás escoger entre un amplio abanico de tipos de prendas y calidades. Pero te decimos lo de siempre, lo más caro no tiene porque ser lo mejor.

1. CABEZA: 

En la cabeza vamos a diferenciar lo que es la protección exterior y la interior:

    1. Exterior: El casco, preferiblemente integral, tiene menos entradas de aire, es más seguro porque te cubre aparte de la calva, el mentón.
    2. Braga o Sotocasco, se trata de esa prenda que te cubre el cuello, en las tiendas de deportes de montaña los tienes de primerísima calidad y a mejores precios que en las tiendas de motos. El sotocasco no solo abriga el cuello, también la cabeza. El cuello es muy sensible al aire, tiene todas las papeletas para que te dé un “pasmo” y no puedas hablar durante una semana a causa del frío que puedes coger en él. Lo mejor es ponerse dos bragas, aunque pueda parecer un poco excesivo, es decisión personal de cada moter@. – Una primera tipo pasamontañas, de esas que venden en las tiendas de Sky, muy largas en forma tubular. El 80% de esta prenda suele ser de seda o material similar y se utiliza para cubrirte la cabeza, las orejas, la boca y nariz. Esta prenda no cuesta más de 3 o 4 € en cualquier tienda de deportes.

      – Encima una buena braga gruesa y térmica. En total te habrás gastado unos 7 u 8 € e irás bien abrigado. Si solo te pones una braga, el problema es que con el aire se te pega al cuello y una vez enfriada, ese frío se traspasará a tu piel.

2. TRONCO:

Lo mejor sin lugar a dudas es un chaquetón de cordura. Protege contra las caídas, lleva protecciones y resiste la abrasión. Es mejor que tenga reflectantes, parece una tontería pero el que te vean bien en esos días medio oscuros del invierno es fundamental. También personalmente prefiero colores claros y chillones como el amarillo o similares, ya que en estos días las condiciones de luz son menores y anochece antes. En mi experiencia personal y por lo que me comentan se me ve mejor cuando voy con colores vivos, y es normal.

Ropa interior térmica. Las camisetas térmicas de manga larga van de maravilla, son prendas muy calientes, que tardan mucho en enfriarse. Una opción excelente es comprarse ropa interior térmica de ciclista o de deportes de montaña, tiene un precio medio menor que la específica de moto y son muy eficaces, depende del bolsillo de cada uno.

3. PIERNAS:

Cordura de nuevo, sin lugar a dudas es el mejor tejido de protección. Si te pones pantalones gruesos esta bien pero debes saber que en caso de caída, ya sabes, tienes muchas posibilidades de quedarte con alguna que otra cicatriz. En los pantalones de cordura los hay con forro de invierno que es muy útil.

Igualmente que en el tronco hay ropa térmica deportiva que te cubre las piernas y es una muy buena opción debajo de los pantalones, ayudará a que no perdamos temperatura tan fácilmente.

 

 

4. MANOS:

Guantes, guantes y guantes. Hay que tener en cuenta que los guantes de invierno deben ser más altos que los de verano y con bien de abrigo, aunque el frio en la punta de los dedos es complicado eliminarlo. Es un elemento muy útil en la moto son los paramanos, los hay que van fijos en la moto y los hay de poner y quitar.

Capas, capas y más capas. Las manos son posiblemente la parte de nuestro cuerpo más expuestas a la intemperie. Guantes térmicos o de seda, los venden en las tiendas de deportes también, son los mismos que te venden en cualquier tienda de motos, pero a una tercera parte del precio. Encima unos buenos guantes de invierno. Algunos moteros entre los guantes térmicos y los de moto se ponen unos de plástico, de los que hay en las gasolineras, eso también ayuda a aislar del frío.

5. PIES:

Botas de cuero, en su defecto botas camperas o de montaña que te cubran los tobillos. Parece mentira, pero en las caídas “tontas” los tobillos se suelen llevar la peor parte.

El mismo truco, capas. Calcetines de seda o de invierno, ajustados y que lleguen hasta la rodilla. Encima calcetines de esquiar, también hasta la rodilla. Esto en conjunto con unas buenas botas. Si te pones camperas, untaras bien de grasa de caballo, las hace impermeables y resisten más al frío.

TRUCOS

1. Cada vez que te detengas a poner gasolina, que seguramente lo harás a una media de 200 kms. Aprovecha para ir al baño, y utilizar los secadores de manos para calentar todos tus guantes, el casco por dentro, incluso el chaquetón que lleves. Aguantarás trayectos más largos antes de empezar a volver a notar el frío.

2. Lleva si puedes dos pares de guantes en viajes largos, cuando sientas un par muy frío, cámbiatelos, también si llueve.

3. Aprovecha el traje de lluvia, no solo sirve para evitar que te mojes, también aísla del frío y recuerda, es otra capa con aire intermedio que llevas encima.

4. Si te cae una buena tormenta de agua durante un viaje, no seques los guantes en radiadores o similares, el relleno se apelmaza y pierde sus propiedades. Tampoco el cuero, se estropeará volviéndose rígido y frágil, deja que se seque a temperatura ambiente.

5. Si utilizas cuero como prendas de invierno, no olvides limpiarlo y nutrirlo con crema de manos o similar. 

6. La pantalla del casco impoluta ya que con el frío y la humedad tenemos que enfrentarnos habitualmente al temido empañamiento de la pantalla. La mayoría de los cascos modernos cuentan con el sistema pinlock pero es muy importante que además la pantalla esté lo más limpia posible. En caso de lluvia una visera bien limpia dispersa mejor el agua.

7. Lo normal en invierno es el frío y la humedad. Dos factores que se traducen de forma directa en un menor agarre de los neumáticos. Habitualmente muchos ya lo hacemos, pero en esta época es especialmente relevante evitar la pintura de la señalización horizontal, los pasos de cebra (aunque tengan pintura “antideslizante”), rejillas de ventilación, tapas de alcantarillas… También hemos de tener especial precaución en calles adoquinadas, generalmente agarran menos que el asfalto y guardan mejor la humedad.

8. Maximizar la precaución. Si por norma general tenemos que ir con mil ojos en moto, en invierno más aún. Tanto en carretera como en ciudad los peligros que nos podemos encontrar son más numerosos. Las zonas húmedas de las carreteras se multiplican y en ciudad siguen con la moda estúpida de limpiar las calles con agua, así que salvo que le de directamente al sol podemos encontrarnos la misma zona húmeda durante días. 

9. Además, y por el mismo motivo, el funcionamiento de los neumáticos no es el óptimo. Es muy difícil encontrar un neumático que en invierno mantenga sus prestaciones al 100%, así que hay que ser cuidadosos con la forma de conducir y no forzar más de la cuenta.

10. Hidrataros bien, no sólo es útil para el verano, pero además no hagáis viajes en moto con el estómago lleno. Si tenemos más sangre en la barriga tendremos menos en las extremidades y será más complicado mantener la temperatura corporal. Eso de que lo mejor para el invierno es un buen cocido es cierto, pero mejor después de andar en moto, no antes.