Como Ir De “Paquete” En La Moto

Este artículo se lo voy a dedicar a mi mujer que es la que me sufre como piloto y la sufro yo como “paquete”. A mi personalmente me encanta que venga conmigo y disfrute de unos preciosos momentos en la moto. Voy a comentar un poco mi experiencia personal, ya que como dije anteriormente estoy acostumbrado a llevar “paquete”, suele viajar conmigo mi mujer, que por cierto es un “paquete” estupendo, a pesar del miedo que pasa algunas veces, especialmente en ciudad. 

La verdad que ser “paquete” en ciudad es todavía más difícil. Cualquier moter@ que conduzca en ciudad sabe perfectamente que es muy desagradable, ya que no facilitan el tráfico a las motos absolutamente nada, conque para el “paquete” es todavía mucho más difícil. En realidad ser un buen “paquete” no es fácil, algunas veces he montado a alguien que es mejor que no monte, ya que si no sabe comportarse detrás es muy difícil controlar la moto, aunque también es muy importante que el piloto le dé confianza a la persona que va contigo. Cualquier mínimo movimiento detrás en la dirección de la moto es un verdadero infierno, pero los movimientos bruscos del piloto también lo son para quién te acompaña. Yo personalmente creo que sería un “paquete” nefasto.

Subirse a una moto por primera vez, aunque sea como “paquete”, no es fácil y la experiencia puede ser de todo menos agradable. Sensación constante de caerte de la moto hacia atrás, de no saber dónde agarrarte, de no saber ni si quiera como subirte o bajarte… En definitiva, no saber cómo comportarse puede provocar que, al final, uno acabe evitando subirse a una moto.

Aquí van algunos consejos para que esa experiencia se vuelva más agradable y, poco a poco, acabemos cogiéndole el gusto y… quién sabe, quizás en unos meses llevando una moto propia.

  • Comunica: como en otros tantos aspectos de la vida, la comunicación es primordial. No nos referimos a llevar comunicadores conectados por Bluetooth, que nunca vienen mal, sino a una comunicación mucho más simple. Entre quién conduce y el pasajero debe haber algún tipo de lenguaje que sirva para avisar de ciertas situaciones:me voy a subir, me voy a bajar, me quiero mover. Unos toques en el hombro suelen ser suficientes para avisar de nuestro movimientos y evitar así perder el equilibrio en semáforos, paradas, etc… Del mismo modo, quién esté a los mandos debe evitar cambios de velocidad bruscos y marcar los adelantamientos o cambios de carril para evitar que el pasajero desprevenido tenga la sensación de caerse. El “paquete” puede ser conveniente que indique condiciones del tráfico, pero nunca alarmar al piloto ya que puede provocar una caída.
  • Confía: aunque la confianza hay que ganársela. Asustar a quien lleves de pasajero no servirá más para que conseguir que no vuelva a acercarse a una moto. Si estás a los mandos, intentano abusar del freno delantero y dale algo más de uso al trasero para evitar el choque de cascos y ponerte al “paquete” de sombrero. Sé gentil con el gas y asume siempre que quién llevas detrás está despistado. ¡Mejor prevenir! Confía también en tu máquina (¡qué debe estar cuidada al máximo!) y en sus medidas de seguridad. Piénsalo, ¡hoy ir en moto es más seguro que nunca! ABS, control de tracción, mapas para el motor… Aquí también es muy importante que seas consciente de la moto que lleva con sus virtudes y sus defectos, no intentar pilotar al límite ni de tus posibilidades ni de las de la moto.
  • Relájate: es normal sentir miedo a la moto; muchísimo aire, movimiento, ruido… pero hay que intentar relajarse. Esto vendrá dado más que nada por la confianza en quien se encuentra al manillar. Estaren constante estado de alerta provocará que te sientas extenuado en unos pocos kilómetros; esa tensión muscular acabará pasando factura. Háblalo con el conductor y no tengas miedo a moverte, explora tu “habitáculo” en busca de la postura más cómoda. Si de verdad quieres disfrutar, rehúye convertirte en un objeto inerte que espera sentado llegar a su destino. Viajar en moto debe ser una situación agradable para disfrutar, no desagradable para desear llegar.
  • ¿Y en curvas?: pregunta al conductor qué prefiere que hagas; si acompañarle en sus movimientos en las curvas o si prefiere que simplemente no te muevas. Sea cuál sea la decisión,evita hacer contrapeso presionando con tu peso hacia el sentido contrario de la curva. Yo, personalmente, recomendaría acompañar sus movimientos para no abstraerte de la conducción y de alguna manera también disfrutarla. A veces con simplemente ir cambiando el lado por el que asomas la cabeza mirando a la curva es suficiente. Este aspecto es muy importante, ya que el momento de curvear es una de las situaciones más arriesgadas para el piloto, especialmente en carreteras de sierra y fundamentalmente en las bajadas.
  • ¿Dónde me agarro?: donde quieras y te encuentres más cómodo. En ocasiones tendrás asas en el colín especialmente para esta labor pero quizás prefieras poner una mano sobre el depósito y la otra en el asa. “Abrazar” al conductor también vale, pero ten en cuenta que en las frenadas será él quien aguante tu peso en sus muñecas. Eso sí, en motos de estilos más turísticos o custom ese efecto se debería reducir notablemente por la geometría de la propia moto. Mi consejo es agarrarse a algún elemento de la moto y dejar al conductor total libertad de movimientos.
  • Concéntrate en el viaje: olvídate de esa mancha de humedad, o de lo cerca que está aquel coche. Intenta concentrarte en el paisaje y, en carreteras de curvas, mantén la vista al frente siguiendo con ella el punto de fuga en el asfalto. Como dije anteriormente: ¡¡¡DISFRUTA DEL VIAJE!!!

Si seguimos estos consejos será más fácil para la persona que va de “paquete” y para la persona que lleva la moto, que en ocasiones es un poquito reacio a llevar “paquete” por el desconocimiento. En algunas ocasiones el llevar “paquete” puede hasta ser positivo porque facilita el agarre trasero de la moto, aunque el momento de curvear es totalmente distinto, y lo digo desde la experiencia propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.