Intercomunicador de moto ¿Legales?

Vamos a intentar dentro de lo posible aclarar el tema de la legalidad de los intercomunicadores de moto, así como la elección del más adecuado.

Los intercomunicadores de moto son la mejor solución cuando circulamos en moto con compañía, ya sea para comunicarnos con nuestro pasajero o para hablar con otros motoristas si es que circulamos en un grupo de motos. Cualquier sistema que ayude a la conducción es bienvenido, pero cuidado, muy importante que no sea de distracción.

Si vamos acompañados un intercomunicador marca la diferencia entre viajar en solitario o viajar acompañado, pues aunque el casco de nuestro pasajero esté a sólo unos centímetros del nuestro la velocidad y el viento hará imposible la comunicación a no ser que bajemos el ritmo, nos abramos el casco, nos giremos… toda una serie de molestias que además pueden ponernos en peligro en la carretera.

En el uso conectado a un dispositivo móvil es más complejo, porque es adecuado siempre que no tengas que usar las manos para responder a la llamada, ahí esta la clave de la legalidad.

Los intercomunicadores de moto tienen muchas ventajas y pocos inconvenientes:

  • Puedes hablar con tu pasajero con toda naturalidad cómodamente sin distracciones, tener que bajar la velocidad o tener que abrir el casco.
  • Puedes hablar con otros motoristas que circulan contigo y mantener una comunicación constante en grupo, ideal para viajes, salidas y la seguridad del grupo.
  • Puedes recibir las instrucciones de audio de un navegador GPS al viajar en moto.
  • Puedes mantener llamadas a través de tu teléfono móvil, con restricciones

También tiene algunas desventajas pero fácilmente subsanables:

  • Es un sistema que habrás de instalar en tu casco (salvo en cascos con intercomunicadores integrados).
  • Una mala instalación puede restarte confort dentro del casco.
  • Será un dispositivo más que no puedes olvidar cargar de vez en cuando.
  • Pueden ocasionar problemas legales si un agente así se lo propone.

En este último punto es donde vamos a incidir.

A la pregunta:

¿Son legales los intercomunicadores de moto?res de moto?

La respuesta es sí, los intercomunicadores sí son legales, o al menos sí deberían serlo según sus características ya que la Ley es un poco ambiguaen este aspecto.

Con la Ley en la mano, según el artículo 18.2 del Reglamento General de Circulación:

2. Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas cuando así lo exija el Reglamento General de Conductores.Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares (artículo 11.3, párrafo segundo, del texto articulado).Quedan exentos de dicha prohibición los agentes de la autoridad en el ejercicio de las funciones que tengan encomendadas (artículo 11.3, párrafo tercero, del texto articulado).

Está bien claro que quedan prohibidos todos los intercomunicadores cuyo sistema de audio sea mediante un auricular que introducimos en nuestra oreja, como lo serían unos auriculares de música. En la fotografía podéis ver que estos estarían totalmente prohibidos porque debes introducirlos en la oreja. 

 

La inmensa mayoría de los intercomunicadores del mercado, los únicos que te recomendamos de hecho, usan pequeños altavoces planos que se acoplan en el casco, no en nuestra oreja, por lo que no se pueden considerar ni cascos ni auriculares. Ahora bien, ese “o instrumentos similares” del segundo párrafo es muy poco preciso y queda la puerta abierta a una posible sanción por parte del agente en cuestión. En este caso podemos apoyar nuestra reclamación en la ley.

El sistema no ha de impedir que percibamos sonidos externos, como el claxon de otros vehículos por ejemplo, y no debe suponer el uso de las manos. Además, “se prohíbe la utilización”, por lo que el agente tendría que basarse en que lo estamos usando en ese preciso momento, por lo que su simple instalación en el casco no debería ser motivo de sanción.

Son unas cuantas cosas las que te recomendamos tener en cuenta a la hora de elegir un buen intercomunicador de moto. Piensa primero qué uso le vas a dar, si va a ser en solitario y sólo lo quieres para conectar el móvil o música, si sólo quieres hablar con tu pasajero o si además buscas un intercomunicador capaz de conectarse con otras motos a distancia. Así irás definiendo tu búsqueda.

  • Que sea un intercomunicador homologado, fundamental para tu seguridad y evitar sanciones.
  • Que sea un intercomunicador inalámbrico, olvídate de los antiguos sistemas de cables. Los mejores son los conectados por Bluetooth.
  • Un intercomunicador con una buena autonomía, busca modelos con baterías que te garanticen al menos 10 horas de uso.
  • Que tenga un buen alcance de un intercomunicador a otro. Al menos 800 metros de distancia si tu intención es comunicarte con otras motos. Cuanto mayor sea el alcance mucho mejor.
  • Un intercomunicador que ofrezca un buen número de conexiones. Cuantas más mejor, pero al menos 3 simultáneas.
  • Un intercomunicador que se adapte a tu casco, hay diferentes modelos para cascos integrales, abatibles, jet… Comprueba que su instalación queda bien integrada y no afecta a tu confort al ponerte el casco.
  • Que sea un intercomunicador que acepte comandos de voz para que sea verdaderamente un sistema manos libres.
  • Que permita la conexión con otros dispositivos, como navegadores GPS, reproductores de música o teléfonos móviles.
  • Que ofrezca una buena calidad de componentes. Evidentemente ha de ser resistente al agua y a la suciedad.

Esperamos haber solucionado las dudas que se plantean sobre estos dispositivos tan útiles en la ayuda a la conducción.