Me Toca Cambiar Los Neumáticos De Moto!!!

Lo primero que vamos a tratar en este artículo es el tema de cuando cambiar el neumático para evitar sustos indeseables. Yo personalmente he reventado neumático trasero por exceso de confianza y os aseguro que el susto es mayúsculo. Por norma general se dice que los neumáticos hay que cambiarlos cuando se llega al testigo de fábrica pero hay otros indicadores a tener en cuenta.

Los neumáticos dan estabilidad y son tu punto de apoyo cada vez que usas la moto. Cuando se desgastan pierden el agarre, las frenadas se alargan, derrapas más y corres el peligro de patinar sobre la carretera. En este artículo te diremos los signos que indican cuándo debes cambiar de neumáticos y también, cuál es el kilometraje recomendable para reemplazarlos… recuerda: tu seguridad es lo primero.

La duración de los neumáticos depende del modelo de la moto, el uso que le des y el tipo de vía por la que sueles conducir. Por lo general, un buen neumático se debe cambiar a los 40.000 kilómetros, mientras que los más baratos se han de reemplazar cuando estés próximo a alcanzar los 5.000 km (para los neumáticos traseros), y cada 10.000 km (los delanteros). Sin embargo, hay otros signos que indican cuando se deben cambiar las gomas antes de llegar a este kilometraje, no siempre el kilometraje es un buen indicador. Estos indicadores son:

1. Presenta una profundidad de desgaste inferior a 1,6 mm

Los dibujos incrustados en el neumático son los que proporcionan un buen agarre al neumático, por lo que cuando ya no veas bien las formas incrustadas en el neumático no estará en buen estado. Según el Reglamento General de Vehículos, si un neumático tiene una profundidad de dibujo mejor a 1.6mm debe ser reemplazado o no superarás la ITV. 

El neumático suele tener unos testigos, por lo cual cuando se llega a ello hay que cambiarlo.

 

 

 

Otra manera de verificar el estado de tus neumáticos es con una moneda.
 Inserta unamoneda de un euro en distintos surcos del neumático. Si el borde dorado de la moneda sobresale, has de cambiarlo.

2. Tiene un pinchazo irreparable

La forma de reparación de un pinchazo depende del tipo de rueda. Hay dos tipos de rueda:

a) Rueda es sin cámara:  TL (Tubeless), que son la mayoría de las motos. En este tipo de ruedas hay unos kit de reparación para emergencias en ruta a base de mechas o se puede reparar con parches en el interior del neumático.

b) Ruedas con cámara: TT (Tube Type), destinado prácticamente a las ruedas con radios como las de la mayoría de las motos custom. En este caso hay que reparar la cámara o cambiarla, mi recomendación para evitar sustos es cambiar cámara.

3. Están visiblemente desgastados

Los neumáticos no tienen fecha de vencimiento, pero está claro que se estropean con el paso de los años. ¿Y cómo sé cuándo ya no sirven? Cuando el neumático está duro y seco al tacto, tiene un color grisáceo y parece que tiene un capa cristalina. 
También es el momento de cambiarlo si hay grietas, relieves o deformaciones en la goma de la banda de rodadura.

Te recomendamos siempre prestar atención al aspecto externo de la goma, así podrás actuar rápidamente si notas algo extraño en tus neumáticos.

4. Han sufrido algún daño

Si has chocado fuertemente contra un bordillo, bache o incluso contra la acera, puede que el neumático tenga daños internos que no se ven a simple vista. También pueden ocurrir estos daños si aparcas incorrectamente y la rueda queda inclinada y chocando contra la acera.

Visita a un taller mecánico de confianza para que examine tus neumáticos si has tenido este tipo de choque. También, asegúrate que cuando aparques, las ruedas queden completamente en vertical.

 

5. La presión de inflado no dura

La presión del neumático debe estar a dos kilos y medio. Lo normal es echarle aire una vez cada mes. Si tienes que hacerlo más seguido, probablemente esté desgarrado internamente y sea hora de cambiarlo.

La presión de inflado se revisa con manómetros, y puedes hacerlo en las gasolineras o comprándote uno propio. Lo más recomendable es que tengas tu herramienta, ya que la precisión de los manómetros de las estaciones de servicio no son 100% fiables.

6. Deterioro del neumático

Los neumáticos de una moto se pueden deteriorar de algunas formas adicionales que también pueden hacer que tengas que sustituirlos irremediablemente. Un ejemplo específico de los vehículos de dos ruedas es el desgaste irregular de un flanco de la rueda trasera. Puede ocurrir por distintas causas, como un mal alineado de ruedas o simplemente por el estilo de conducción del piloto.

Otro problema serio puede ser un “plano”. Una superficie irregular en mitad de la banda de rodadura provocado por un frenazo demasiado fuerte que haya ocasionado un bloqueo de rueda. Es más habitual en la rueda delantera que en la trasera y en la motos que no cuentan con sistema ABS. Un “plano” puede causar una vibración peligrosa en la moto que hace aconsejable cambiar la rueda para evitar problemas7, 7. Cristalización

La cristalización es una de los fenómenos más peligrosos que le suceden a los neumáticos, ya que provoca un importante deterioro de las propiedades de la goma sin que sea evidente a simple vista como en el caso del pinchazo o el desgaste.

En estas situaciones, el caucho del neumático pierde su elasticidad, de manera que la rueda reduce dramáticamente su agarre a la carreta. Este fenómeno, común a los neumáticos de casi todos los vehículos, es mucho más peligroso en las motos, ya que la adherencia es un factor mucho más importante sobre 2 ruedas, con mucha menos superficie en contacto con el suelo que en un coche.

Además, con un neumático cristalizado también se aumenta la distancia de frenado y se aumenta el riesgo de aquaplanning, es decir, de quedarse sin agarre al pasar por una acumulación de agua, con lo que aumenta el riesgo de caída.