I Aniversario A2 Ruedas Santa Marta

Amanecía un nuevo día, que prometía, como cada vez que puedo compartir rato de moto, ser otra gran jornada. Había quedado con mi compañero y amigo Pablo en Snoil y allí llegó la primera sorpresa, Miguel no venía a la Quedada pero se acercó a saludarnos, estos detalles no se pagan con dinero, gracias amigo.

Llegamos a Santa Marta sobre las 10.30 y aquello era un hervidero de motos y olor a gasolina. La gente de Santa Marta recibía a l@s moter@s con cariño. Nada más bajar de la moto los primeros abrazos a mis amig@s Rob y Violeta, dos personas y moter@s de los pies a la cabeza. Por allí andaba ya el Motógrafo José Carlos haciendo de las suyas.

                   

Nos acercamos a recoger los regalos y los tickets de la inscripción y sin más dilaciones al Bar Mi Niño a desayunar. Allí nos encontramos con Abel, Luís Con, Adell, Carlos y Begoña. No paraban sorpresas, estaba Resti, que aunque no podía acompañarnos tampoco soportaba no saludar a los amigos, gracias colega. Llegaron Tomás y su mujer Isabel, que en principio venía solo a saludar, pero que se unieron a pasar el día juntos. No sabías dónde mirar, por todos los lados veía a moter@s conocidos a los cuales saludar.

El grupo de Meseperos que íbamos a la ruta se componía de: Roberto Versys, Tomás, Isabel, Pablo, Luis Con, Adell, Carlos y Begoña (unidos a nosotros por la causa y recibidos con mucho gusto); Teresa y José Ángel.

                                 

Puntuales a las 11.30 nos pusimos en marcha. Santa Marta se echaba a la calle y nos daba un hasta luego, deseando buena carretera. Que decir de la organización de la ruta, A2Ruedas se lo han currado mucho, ruta organizada, circulando en zigzag, señalizando todos los cruces, a una velocidad genial y sin dejar a nadie atrás. Con un tiempo envidiable para montar en moto pasamos por Encinas, Villoria, Poveda y Villaflores, Palacios Rubios, Zorita de la Frontera, Aldeaseca de Armuña y Peñaranda, y de allí a Macotera a tomar el pincho de rigor. Después de perdernos por las calles del pueblo, llenamos la plaza de motos y bullicio. Entablamos conversaciones a diestro y siniestro, elogiando a la organización y lo benévola que estaba siendo la climatología con nosotros.

                                                 

Después de un rato agradable tocaba recuperar las burras y organizadamente volver a Peñaranda para desde allí tomar por autovía camino de regreso a Santa Marta. El tiempo apremiaba, parece que no pero llegaban las 14 horas sin querer y teníamos una jetada que nos estaba esperando en la plaza. ¡Qué dura es la vida del motero, comiendo y bebiendo (sin alcohol) sin parar!

                          

Aparcar las motos, tomar sangría y jeta hasta no poder más y caminito andando hacia la Isla del Soto, donde nos esperaba la comida. A2Ruedas lo tenía todo planificado, comida y bebida fría para l@s moter@s, y a repetir cada uno lo que quisiera. Fuimos buscando la sombra para la comida, y al grupo se unieron Angel Goldwing y Alfonso, que en septiembre inaugurará su Museo de la Moto para deleitarnos a todos con sus bellezas, una de las cuales ya llevó a la quedada. Personalmente no le conocía,  pero desde luego es una persona agradable y de la que tengo mucho que aprender.

                                                   

Risas, buen rato y recuperar la verticalidad, que después de estar sentados en el césped no era fácil, los años no perdonan y las bisagras ya nos suenan. Nos encaminamos al Bar Dirdam para tomar el café y el chupito correspondiente. Allí nos abandonaron Teresa, Begoña y Pablo, las obligaciones les impedían seguir acompañándonos, aunque Begoña se reincorporó un poquito más tarde.

                                            

Sobre las 18  horas nos encaminamos de nuevo a la plaza para ver los concursos de Míster y Miss A2Ruedas, con unas pruebas graciosas que mantenían el público embelesado, y con los niños y no tan niños disfrutando de los hinchables y el agua, algunos hasta con heridas de guerra, ¿Verdad Pakito?

                                     

                    

Llegaba el plato fuerte, por lo menos para mí. Animado por mis amig@s me arrastraban al concurso de míster camiseta mojada. Increíblemente tenía que enfundar mi cuerpo en una camiseta talla L. Para algunos resultaba más fácil, pero yo esa talla ya ni recordaba cuando me la puse la última vez. Sabía que iba a ser el hazmerreír del grupo, pero A2Ruedas se merecía un esfuerzo por mi parte, ¿tendría recompensa? Ya veremos. Nos dirigimos los cinco concursantes a la espuma y allí nos empaparon de agua de pies a la cabeza. Qué buen rato, cómo lo pasamos, parecía que habíamos recuperado nuestra época pueril y dejamos la vergüenza olvidada. Tocaban las votaciones, Abel medía los decibelios de los aplausos a cada uno de los concursantes, daos prisa que el algodón encoge con el agua y me asfixio. ¡Otra sorpresa más! El cuerpazo enfundado en la L ganaba el concurso y me tocaba la paleta de rigor. Muchas gracias amigos por vuestro apoyo, entre loncha y loncha os recordaré con cariño.

Díos mío, qué día más intenso. Recuperamos nuestras camisetas y con los pantalones mojados nos dirigimos hacia La Central a tomar otro refrigerio, y de ahí al D’Victor donde ya terminamos de romper el grupo. Allí se quedaban Carlos y Begoña que viven en Santa Marta, no sin ponerme los dientes largos mi amigo Carlos, que por Whatsapp me decía lo bien que estaba la fiesta nocturna, pero había que descansar, al día siguiente tenía ruta con Los Yamahas. Antes de dispersarnos, tocaba la última sorpresa, nuestros amigos Ana y Tomás no se podían resistir a acercarse a Santa Marta a saludarnos. Era una visita especial, nuestro amigo Tomás lastimablemente no podía acompañarnos por un tiempo, pero no soportaba coger la moto para recuperar poco a poco la vida que las dos ruedas nos dan. Como dice mi amigo Luis Con: Un día magnífico, organización fantástica, tiempo divino, gente guapa, … qué más se puede pedir?

Muchas gracias A2Ruedas Santa Marta por vuestro esfuerzo y dedicación, si hubo fallos fueron fallos del directo, compartir ratos con vosotros siempre es un gustazo. Y muchas gracias a todos los compañeros que nos acompañaron durante el día.

Por allí estuvimos: José Carlos Motógrafo, Resti, Tomás e Isabel, Roberto Versys, José Angel y Teresa, Pablo Alagón, Carlos y Begoña, Adell, Luis Con, Tomás y Ana, Angel Goldwing, Alfonso, Antonio y Teresa, Abel, Rob y Violeta.

Fotos: José Carlos Motógrafo, Abel, Rob, Teresa y José Angel.

Galería De Fotos