XII Concentración Motera Peña Pata Negra Guijuelo

23/06/2019

Tocaba una ruta diferente, tocaba visitar a nuestr@s compañer@s moter@s de la Peña Pata Negra de Guijuelo. A las 9,30 acudimos a la Gasolinera del Fénix. Después de los cafés pertinentes, a las 9,40 nos pusimos de camino: Luis Con, Jesus Pan, Carlos Harley, Nuria y José Ángel Erasmus. Tomamos la autovía y antes de las 10,15 ya estábamos con las motos aparcadas en la Plaza Julián Coca, lugar de salida de la ruta. Tocaba saludar a esos moteros con los que coincides en estos eventos. La salida se demoraba, parece que la noche había sido larga. Alrededor de las 11 nos pusimos en camino. Nuestro compañero Jesús se volvía a Salamanca, después de acompañarnos este ratito.

La campiña se abre a nuestros ojos

Perdimos la salida del grupo y tomamos dirección Valdelacasa, Cristóbal y Béjar, con la ambulancia resguardando nuestras espaldas. Bonito tramo de carretera en trazado y firme. El tramo entre Cristóbal y Béjar estaba peligroso, acaban de echar el firme y había gravilla suelta, pero el motero tiene que saber extremar las precauciones en estos casos. Habíamos perdido al grupo, se habían internado en Béjar y nosotoros habíamos ido por la autovía. Cuando tomamos la carretera de Cantagallo vimos la cabeza del grupo y nos incorporamos a ella. Pasamos Cantagallo, Puerto de Béjar y tomamos dirección El Cerro y Lagunilla. Carretera muy buena, temperatura benévola y grupo muy bien organizado. De Lagunilla tocaba bajar a Abadía por una carretera serpenteante que hacía que no te despistases. En las piscinas naturales de Abadía tocaba la parada y a comer Jamón y beber agua. El grupo muy satisfecho por la ruta, el ritmo y los paisajes que se abrían ante nuestros ojos. 

El descanso del guerrero, sin miedo a leyes y a nostalgias
Acuden al pincho en ordas
Máquinas aparcadas
El loncheado va cayendo

De allí tomamos la carretera nacional hacia Aldeanueva del Camino, Baños de Montemayor, Puerto de Béjar, Candelario y Béjar. Subimos el puerto de Vallejera por esa nacional y por la misma, a un ritmo de crucero de MSP, nos dirigimos a Guijuelo. Antes de entrar Paco, de Pata Negra, toma la cabeza del grupo para dirigirnos hacia Salvatierra al restaurante La Escuela, tocaba parar a comer.

Gran anfitrión Paco
La música a tope
Las motos buscando la sombra
Grandes compañer@s de ruta

La comida muy buena regada con buen jamón y buenas viandas. Café, sorteos, conversación y otra vez a las motos. Sobre las 19 horas llegamos a Salamanca, habían sido 240 km plenos de felicidad de nuevo. Había sido un largo fin de semana, con casi 600 km sobre nuestras posaderas, a alguno se le borró la raya jjjj.

 

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!