IV Concentración Ruedas Contra El Bullying

IV RUEDAS CONTRA EL BULLYING

   Daban las diez en el reloj cuando empezamos a llegar los primer@s moter@s al aparcamiento de Salas Bajas, Ascbyc organiza una rodada motera solidaria para rematar el Proyecto Lobo de lucha contra el Bullying, que se ha estado desarrollando durante todo el año en el colegio Campo Charro de Salamanca.

   Sobre las 10.30 eso se va convirtiendo en un hervidero de motos, de todos los estilos, y el rugido de motores va cubriendo la zona. Más de 100 moter@s ocupan cada rincón del parking y la mañana va cogiendo el color de las cazadoras y las máquinas.

   A las 11.10 puntuales y escoltados por la Policía Local comienzan su ruta por Salamanca, haciendo sonar sus motores y el claxon de sus motos para ir creado ambiente. Entramos en la Plaza Mayor ante el asombro de los lugareños y turistas. Sitúan las motos en el centro de la plaza y los medios de prensa están ahí para cubrir la noticia, con el apoyo de Ana Suárez Otero. Leído el alegato en contra del Bullying por integrantes de Proyecto Lobo esperamos unos minutos antes de comenzar la ruta, de cerca de 140 km.

   La policía nos escolta por las calles de Salamanca hasta la rotonda que nos enfila a la población de Aldeatejada. Pasamos Aldeatejada y tomamos un cruce a la izquierda que nos llevará a Las Veguillas por la DSA 210. La ruta, comandada por el chaleco naranja de Pájaro Guía, va cubriendo las carreteras. El ritmo no muy rápido para que las motos menos potentes puedan seguirlo sin grandes dificultades. Al final de la fila de motos se sitúa el chaleco de la joven Pájaro Escoba y detrás de ellos los coches de apoyo. Pasamos la población de Las Veguillas y enfilamos el cruce a la izquierda en dirección a Endrinal. En este punto y antes de continuar la cabeza del grupo, en comunicación con uno de los coches de apoyo, verifica que el grupo no se rompe.

   Una vez en Endrinal paramos a tomar el consabido refrigerio en el Restaurante Racha. Allí esperan las bebidas y los bocadillos de jamón, de los que la tropa da cuenta sin contemplaciones. Después del pincho y la consiguiente charla se reanuda la ruta en dirección a Guijuelo por la SA 212. La cabeza sigue procurando no ir muy deprisa para no perder unidades y el grupo lo respeta con paciencia. Cruzamos Guijuelo y tomamos el cruce a la derecha que nos lleva directamente al cruce a izquierdas para enfilarnos a Salvatierra de Tormes por la DSA 136. En este tramo la organización se esmera para situarse en los cruces y procurar que nadie se pierda.

   Vamos rodeando el Pantano de Santa Teresa y llegamos a Salvatierra de Tormes y sin más dilaciones tomamos a la izquierda en dirección a Montejo. Allí giraremos por la N 630 hasta el cruce que sale a la derecha hacia la Presa del Pantano de Santa Teresa (DSA 135). Bonita carretera y grupo bastante homogéneo, con la gente respetando la velocidad para que todo el mundo pueda ir más o menos unido. Pasamos Galinduste y en la rotonda tomamos a nuestra izquierda hacia Alba de Tormes (DSA 130). Una vez llegamos al cruce paramos unos minutos para reunificar el grupo porque desde el coche de apoyo informan a la cabeza que en la cola del grupo tienen alguna dificultad para seguir el ritmo. Una vez recuperada la estructura giramos a la izquierda por la CL 510.

   Cruzamos Alba de Tormes y, nada más pasar el puente del Río Tormes, tomamos la DSA 120. Rebasaremos Martinamor y volvemos a la N 630. Allí giramos a la derecha para llegar al desvío a izquierdas que nos adentra en la DSA 202 en dirección a Miranda de Azán, destino final de nuestra ruta. Una vez en Miranda de Azán damos una vuelta por el pueblo, haciendo ruido antes de llegar a la Plaza, donde esperan los integrantes de Ascbyc. Ell@s se han encargado de preparar toda la infraestructura de mesas y sillas para poder degustar la paella mientras hacíamos la ruta. No podemos dejar pasar el detalle de Ascbyc con los moteros y grupos moteros integrantes del Proyecto: camisetas personalizadas.

   Con hambre al bajar de la moto, y acompañados de la música del Musicarte, degustamos la paella que tenían preparada con su bebida correspondiente. Después de repetir paella y postre (sandía y melón) comienza el sorteo de los regalos cedidos por los colaboradores.

  Repartidos los regalos y los correspondientes ramos de rosas a Carmen, la coordinadora de Ascbyc, y la clavada de rodilla de Antonio comienza la fiesta de la espuma, en una jornada repleta de actos en contra del Bullying.

 

Comienza el concierto, cedido por Musicarte, y l@s moter@s van poco a poco abandonando el lugar, deseosos de volver a compartir ratito.

 

Desde Mundo Motero, como colaboradores y participantes en el Proyecto Lobo, queremos dar las gracias a Ascbyc por confiar en nosotros, así como a los grupos moteros (HD Salamanca, Vetones 212 y Moteros Sin Prisa) y a l@s moter@s integrados de forma individual en este proyecto. No podemos dejar esta crónica sin dar las gracias a los participantes en esta jornada, esperando haber puesto nuestro pequeño granito de arena para luchar ante la lacra del Bullying, que desafortunadamente está cada vez más presente en nuestro día a día. Dar así mismo las gracias a los ayuntamientos de Salamanca y Miranda de Azán por su colaboración y predisposición. Gracias al alcalde Miranda de Azán por cedernos el espacio en su localidad y darnos todas las facilidades posibles. Igualmente gracias a Ana Suárez Otero, que nos acompañó en el rato de la Plaza Mayor de Salamanca en representación del Ayuntamiento de Salamanca.

 

Esperando la V Ruedas Contra el Bullying deseamos que haya sido una bonita jornada. Para los integrantes de este proyecto ha sido un gusto estar involucrados en él y deseando reanudarlo cuanto antes.

 

 

GALERÍA DE FOTOS

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!