Ruta Navacerrada – Segovia

   En este caso vamos a describir una preciosa ruta con salida desde Salamanca y vuelta a la misma ciudad. Empezaremos nuestra rodada camino de Alba de Tormes, por un firme y un trazado muy bueno, pero alerta porque en este tramo encontraremos rotondas al principio y puede que un tráfico elevado. Entramos en Alba por el puente de hierro y de ahí, por carretera Piedrahíta, nos iremos diriguiendo al cruce que nos llevará a Alaraz.

   Este tramo de carretera que nos encaminará hasta Ávila es muy entretenido y el firme es muy aceptable, pero tenemos que tener en cuenta que atravesaremos varias poblaciones con el peligro que eso supone. Pasaremos por Navales, Valdecarros, Pedraza de Alba y Alaraz. Una vez pasada esta población tomaremos hacia la derecha en dirección Piedrahíta y en escasos dos kilómetros giraremos hacia la izquierda en dirección Ávila.

 

   Pasaremos algunas poblaciones en este tramo, pero igualmente el trazado y el firme son buenos. Atravesaremos Cabezas del Villar, Muñico, Cillán y Martiherrero antes de entrar en las inmediaciones de Ávila. Una vez en Ávila buscaremos a AV 500 en dirección a El Espinar. Este tramo entre Ávila y El Espinar es un firme muy bueno y contantes curvas y cambios de rasante, un recorrido muy entretenido. Con este tramo recorrido habremos completado en torno a los 150 km, un poco menos de la mitad de nuestra ruta. Recordad parar dónde el cuerpo pida para estirar las piernas. 

   Ahora entraremos en una parte de la ruta que hay que extremar las precauciones. Atravesamos Los Angeles de San Rafael y es una travesía que normalmente atesora una cantidad de tráfico importante. Solamente cargarse de paciencia y continuar nuestra ruta enfilanto la carretera hacia el Alto del León. Una subida por nacional con una carretera impecable, pero cuidado con la velocidad es un tramo con mucho radar. 

   Una vez hacemos cumbre comenzamos la bajada hacia la poblacion de Guadarrama. Justo cuando estamos entrando en dicha población tomaremos un cruce a la izquierda (M 622) que nos saca de la carretera que llevamos para empezar a subir hacia Cercedilla. Este tramo tiene un firme bastante aceptable. Llegaremos a Los Molinos y prácticamente unido a ello entraremos en Cercedilla, por una carretera con unos parajes de envidia. Hasta aquí llevamos ya cercanos a los 180 km.

   Ahora empezamos a bajar desde Cercedilla hacia el cruce de Navacerrada (M 614). Continuamos en esa dirección un pequeño tramo y tomaremos la carretera que nos lleva al Puerto de Navacerrada y su Estación de Esquí.

   Aquí haremos un giro de 360º y empezaremos a subir por la M 601 que nos llevará directamente hacia la cumbre del Puerto. Cuidado con este tramo en invierno porque podéis encontrar placas de hielo y ya sabemos lo que eso significa. Una vez llegamos a la cumbre de Navacerrada empezamos la bajada por la CL 601, que es la continuación de la carretera que traíamos en la subida. Atravesamos en este descenso los bonitos pinares de Valsaín y su merendero. Llegamos con prontitud a La Granja de San Ildefonso. En la rotonda si tomamos hacia la derecha podremos visitar el Palacio Real de San Ildefonso y poder contemplar sus fuentes. Si nos declinamos a ir hacia la izquierda continuaremos hacia Segovia, con su imponente acueducto recibiéndonos. Ya hemos completado en torno a los 220 km de nuestra bonita ruta.

   Si no queremos entrar en Segovia continuaremos ruta por la circunvalación que nos lleva a la N 110 hasta enganchar con la CL 607 que nos llevará hacia Árevalo. Ya estamos de camino de vuelta, no sin antes pasar por Madrigal de las Altas Torres, Cantalapiedra, Villoria, Babilafuente y finalmente Salamanca, que fue nuestro punto de partida y es el final de nuestra ruta. 

   Hemos completado una ruta de alrededor de 370 kilómetros. Una preciosa vuelta con carreteras y paisajes para todos los gustos, y totalmente diferente dependiendo de la estación que usemos para realizarla. Recordar siempre ir con precaución y respetar los límites de velocidad.

 

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!