Ruta Castro De Las Merchanas

22/09/2018

          

Comenzaba un intenso fin de semana, tocaba ruta Vettona con mis compañeros de MSP. La mañana no pudo empezar mejor, un desayuno en el Hotel Fénix y allí encontré por sorpresa a mi compañero Nacho y a mis amigos de la Peña El Casquete, que como siempre es un gusto poder conversar con ellos y con la alegría de Vanesa. Tocaba despedirse e ir al punto de partida, gasolinera Snoil, para comenzar una ruta marcada por la visita al Castro de la Merchana. Allí estaba Jesús, que en compañía de Nacho tiraban para Megadouro. El resto: Quili, César, Pablo Alagón, Santiago Monleón, Pablo Bilbo, Resti, Isabel y José Ángel, después de los saludos pertinentes, emprendimos marcha, no sin antes saludar a nuestro compañero José Carlos, que aunque no hacía la ruta no pudo resistirse acercarse a saludar, muchas gracias amigo.

La cuadrilla Vettona tomamos dirección Vitigudino y de ahí a Lumbrales. La temperatura empezaba a ponerse seria, parecía que amenazaba un día de calor. La carretera muy buena y sin apenas darnos cuenta estábamos repostando en Lumbrales.

Mi máquina parece que no tenía la estabilidad deseada y mis compañeros se percataron de ello. Menos mal que venía Santiago, que al verlo me dio unas indicaciones sobre presiones, las cuales puse en práctica sin dudarlo. Gracias amigo, que bonito es aprender de los más expertos, nunca se deja de aprender. Pero tranquilo Santiago que te esperaba un día sin tú saberlo para demostrar tus conocimientos en mecánica jjjjj.

Pinchito en Lumbrales, allí se unían al grupo Manoli y David, que habían venido enlatados. Tomamos dirección La Fregeneda y de allí al muelle de Vega Terrón. Los consejos de Santiago en las presiones daban su merecida recompensa, mi máquina era otra.

Sin apenas bajarme de la moto veo venir de frente a mis compañeros Pablo y César. César decidió de motupropio cambiar la dirección sin avisar y Pablo no pudo esquivar el golpe. Afortunadamente debido a que la velocidad era muy baja no sufrieron daños personales a pesar de que cayeron al suelo. De las motos no podemos decir lo mismo. Nuestro amigo César repartió unas discretas gorras para protegernos del calor, no había sombra en ese lugar. Ahí estaba Santiago para ayudar a arreglar el entuerto y continuar la ruta. Está demostrado que en la moto no puedes bajar la atención en ningún momento, somos una parte frágil de la carretera.

Subsanado el incidente reanudamos la ruta en dirección a Barca de Alba, donde nos esperaba la comida portuguesa. Nuestro compañero de ruta Quili volvía a su pueblo, las obligaciones le llamaban, un placer rodar a tu lado. Buscamos sombras para nuestras cabalgaduras y nos despojamos de las cazadoras antes de entrar a dar cuenta del rico Bacalao. Buen rato, cafetito, fotitos, risas y a la moto de nuevo, tocaba deshacer el camino para volver a Lumbrales e iniciar la visita al Castro de las Merchanas.

El calor era excesivo en Lumbrales, decidimos esperar a Luisa que venía enlatada desde Salamanca y hacer un poquito de tiempo antes de hacer la visita. Sobre las 18.30 montamos en las motos y después del camino de tierra nos despojamos de los ropajes y continuamos la visita a pie. Resti e Isabel volvían a Salamanca, ya lo conocían. Muchas gracias amigos por acompañarnos, un placer como siempre. Hacía demasiado calor, creo que esta visita habrá que repetirla con mejor temperatura.

Tocaba andar, olvidarse del ruido y sudar un poquito con unas compañeras de viaje no deseadas, las moscas. Sobre las 19.50 regresamos a las motos y recuperamos los ropajes moteros. Pablo Bilbo y yo volvíamos a Salamanca, no queríamos que nos pillase la noche. El resto del grupo parece que no habían tenido bastante y se quedaban en Lumbrales a tomar algo, a ellos la noche no les imponía tanto respeto. La marcha de vuelta estaba siendo más fresquita, aunque no nos pudimos adelantar a la noche, a unos 20 km de Salamanca la oscuridad se cernía sobre nosotros. Me despedí de mi compañero de vuelta y regresé a casa, Teresa me esperaba impaciente por la caída de la noche.

Galería Fotos

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!