Ruta Cumple Pablo VS José

29/07/2018

 

Hoy tocaba otro tipo de ruta, mi amigo Pablo y yo cumplimos años hace unos meses y finalmente pusimos fecha para la celebración y, como no podía ser de otro modo, con una ruta en moto. A las 10 recogimos a Placi y Pilar y antes de las 10,30 ya estabamos en Linares, esperando a Pablo, Miguel, María, Antonio y Luis, nuestros compañeros y amigos de MSP.

                              

                              

Una vez llegaron e hicimos los saludos pertinentes emprendimos ruta hacia Monleón, donde vino uno de los mejores momentos del día. Aparcamos nuestras motos en la puerta del bar de Sebas y nos aposentamos en unas mesas a la sombra. María sacó un bizcocho mármol hecho por ella. ¡¡¡Dios mío como estaba!!! Según ella quemado, según nosotros para hacerle la ola. No quedaron ni las migas, ¿verdad Pablo? Vamos a tener que patentar esta costumbre y repetirla en más rutas.

                                                                                    
Después nuestro amigo Pablo nos llevó a hacer una visita turística por Monleón. Una pena que nuestro amigo Santiago, que vive en Montelón, no estuviese para acompañarnos, en otra ocasión porque habrá otra ocasión seguro.
Recorrimos el pueblo a pie, no todo son motos, descubriendo cada rincón y cada lugar y fotografiándonos a diestro y siniestro, aunque a algunos les guste menos eso de las fotos jjjjjj. El paseo estaba siendo agradable, Monleón es un pueblo que no me había pateado y tiene su encanto.

                                                

                                     
Una vez acabado el paseo, sobre las 12.15, nos montamos en las motos y dimos una vueltita corta, nos esperaba la comida. Encaminamos nuestras 10 ruedas hacia endrinal, Los Santos, Valdelacasa, Cristóbal y Béjar. Allí estabamos a las 13.30 y recogimos una paella y unos mejillones tigre que teníamos encargados en el Centro de Día del Pensionista, para llegar a Puerto y clavar el diente. Recorrimos las calles de Puerto con la brillantez de los chalecos y aparcamos las motos en mi garaje. Que bonita estampa ver allí a todas las máquinas juntas para resguardarse del calor.
Una vez en la bodega, y después de que Teresa le diese su merecido premio a Xyla, nos pusimos a comer. Todo estaba esquisito, pero sin dudarlo lo mejor la compañía. Comida y postres de Pilar y tocaba el ratito de los chupitos. Después descanso de l@s guerrer@s. No sabiamos si montar una zona Chillout o tomar el fresco, pero a Antonio no le pareció una buena idea con ese calor jjjjjjj


Tocaba la hora de regreso, y sobre las 18 horas mis compañeros de Salamanca regresaban a sus hogares y Pablo a su merecido baño, como no. Teresa y yo recogimos todo y emprendimos camino enlatados hacia Salamanca.
Habia sido una jornada diferente, con paseo, celebración y motos. Sin duda habrá que repetirlo, para Tere y para mí habian sido 130 km y para los compañeros de Salamanca un poco más. Ruta corta pero maravillosa, compartir rato con estos amigos no tiene precio.
Miguel: “Fantástico día. Se están dando cuenta ustedes y ustedas que cada vez nos lo ponemos más difícil de superar???” En esa respuesta se recoge lo que todo el grupo piensa, y cada vez más. Desde luego unir amistad y motos es una combinación perfecta.

Galería De Fotos

 

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!