Ruta de Las 17 Curvas… Y Alguna Revuelta

10/11/2018

Eran las 10 de la mañana, l@s Meseper@s acudían al punto de encuentro, en esta ocasión en la gasolinera del barrio de buenos Aires.  Hoy nos acompañan Jesús Casquete y Carlos Junta, con los que hemos rodado en alguna ocasión.  Resti e Isabel nos tenían preparada una ruta maravillosa. Se juntaban 15 motos y 18 MOTER@S, sí MOTER@S con mayúsculas, la jornada iba a ser difícil.

 

 

A las 10:10 nos pusimos en marcha con Resti e Isabel como Pájaro Guía en cabeza y con José Ángel y Teresa de Pájaro Escoba. La lluvia salía con nosotros y prometía no dejarnos. La marcha iba circulando organizada y con precaución, no dejaba de llover. En Vitigudino reunimos el grupo y decidimos abortar la ruta de las 1000 curvas, con este tiempo no se podría disfrutar como deseábamos.

Parada en Vitigudino al pinchito y a escurrir nuestros ropajes (al dueño del bar no le hizo tanta gracia) y de mutuo acuerdo decidimos acortar la ruta e ir hacia Trabanca y de ahí a Villarino de los Aires a disfrutar de la comida. En el trayecto hacia el restaurante la lluvia cesaba, parece que estaba esperando a que cambiásemos de planes para abandonarnos.

           

Llegada al Paradero de la Villa y ropa arrimada a los radiadores para secarla. Hacemos tiempo para la comida viendo el video de la ruta motera de nuestros compañeros aventureros Resti y Carlos en su inolvidable viaje motero por Marruecos.

Después de disfrutar del reportaje nos sentamos a comer. La comida exquisita y, la compañía, qué decir de la compañía, disfrutar de momentos Meseperos no tiene parangón.

          

Con la llegada de los postres el sol empezaba a verse deslumbrar por las ventanas, parece que lo que no pudimos disfrutar por la mañana lo podríamos hacer por la tarde.

Con Santi Z de guía improvisado empezamos a visitar los miradores de Villarino: Mirador de La Rachita, Mirador de Faya y acabamos en el Teso de San Cristóbal, donde disfrutamos a pie de los parajes de arribes del Duero que se abrían ante nuestros ojos.

   

Empezaba a caer la tarde y volvimos a las motos, nos dirigíamos hacia Ledesma para hacer la última parada y repostar. Una vez finalizado el café tocaba la vuelta a Salamanca, parece que la noche nos había pillado. Estábamos a escasos 30 km de Salamanca y la serpiente amarilla brillaba con sus chalecos indicando el camino al resto.

A las 19:30 llegada a Salamanca, había sido una jornada inolvidable. Salimos con una idea y sobre la marcha cambiamos de planes, pero no por eso dejaba de ser una buena sesión motera. Había habido de todo: lluvia, sol y noche, ingredientes que forjan moter@s aderezad@s. Esto no era más que el preámbulo de una ruta que queda pendiente.

Hemos recorrido 212 km con 15 motos y 18 moteros: Santiago Monleón, Santi Z, Luis Strom, Luis Con, Luis Can, María, Miguel, Roberto Versys, Pablo Alagón, Antonio Amatos, Pepe Revi, Jesús Yayo, Jesús Nieto, Resti, Isabel, Carlos Junta, José Ángel y Teresa.

Galería Fotos

 

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!