Ruta Guadalupe Día De Extremadura

08/09/2018

Hubiera sido un día extraordinario, pero se quedó en memorable. Lo recordaremos por mucho tiempo, no sólo la ruta como tal, sino también la fuerte tormenta por la Sierra de Béjar. Los dioses del Olimpo se emplearon a fondo en la subida a la meseta: Thor se ocupó del trueno, Zeus monopolizó el rayo y la lluvia y Eolo acaparó los vientos. Vamos, que todo en una tarde noche de la vuelta a casa de una ruta mesepera.

Todo empezaba con la llegada de los Meseperos al punto de encuentro en el hotel Fénix. Allí estaban también Nacho y Jesús Yayo que nos acompañarían hasta El Solitario para el aperitivo. Buen olfato tienen estos tipos que se olieron la tormenta. Salimos puntuales a las nueve hacia Béjar por la autovía abriendo la marcha la Deauville de César, pilotada hoy por Luis, a buen ritmo, impecable formación y una lluvia ligera hasta Puerto de Béjar, donde nos reunimos con José Angel, Teresa y Pablo.

Parada sólo para posar en las fotos de Miguel y vuelta a las motos por la carretera nacional hasta El Solitario, en la bajada a Baños. La lluvia ya se hacía sentir, pero no era más que el preludio de lo que se nos vino encima a la vuelta. Después de un buen café con el exquisito bizcocho de Teresa, del que no quedó ni una miga, Jesús y Nacho vuelven a Salamanca escapando de un fuerte chaparrón que había caído por Guijuelo poco antes de pasar.

José Angel toma la iniciativa de la ruta y nos lleva hasta el Salto del Gitano en Monfragüe. En Plasencia tomamos la carretera dirección Monfragúe y nuestra amiga volvía a visitarnos tímidamente. La carretera genial, en trazado y en firme y el tiempo muy bueno para montar en moto, Zeus se tomaba un descanso. Paramos en el Salto del Gitano, a ver las maravillosas vistas que nos brindaba este paraje. Dos buitres nos oteaban desde la atalaya y el resto nos sobrevolaban. Fotos, risas y un poquito de refriguerio, había que volver a las monturas para continuar ruta, tocaba tomar dirección Trujillo.

Llegamos a Trujillo como a las 13:15 y aparcamos nuestras motos, tocaba parada técnica en Trujillo. Nos dirigimos a la plaza, donde pudimos tomar un refrigerio y echarnos la mítica foto de grupo. Sobre las 14:45 volvimos a nuestras máquinas y a Guadalupe, nos quedaban cerca de 80 km. Adell, Pablo, Juan Antonio y César tomaron la delantera, el resto íbamos detrás. A 12 km de Guadalupe nuestros compañeros habían localizado un merendero para almorzar.

Parada en el “descanso del peregrino” para comer. La comida era abundante, increíble que fuera todo en las motos, y el agua…; de eso mejor no  hablar.

Llegada a Guadalupe, cafetito y visita al monasterio, lástima que no fuese guiada, a todos nos impactó la grandeza del lugar. Sin más dilaciones volvimos a las motos.

A las 6 iniciamos el camino de vuelta por los Ibores hacia Navalmoral de la Mata. Extraordinaria carretera y paisajes espectaculares, lo peor estaba por llegar.

Serían las ocho y media y andábamos apurados porque la noche y la tormenta se metía encima. Repostamos en Aldeanueva del Camino y ante la irrupción de la lluvia decidimos sentarnos a merendar las sobras de la comida a la espera de que Zeus descansara. José Angel y Teresa ya no pararon, continuaron camino hacia Puerto, el ambiente de tormenta no les invitaba a parar. Nos dan las diez y ahora sí que decidimos retomar la vuelta a casa a pesar de la lluvia. Adell con su triciclo y potentes focos va abriendo camino por la autovía y el resto de la tropa detrás con la única referencia visible de la luz trasera de cada máquina. Confieso que no se veía ni el suelo y miedo pasamos un poco. José Angel y Teresa esperaban nerviosos, pendientes del Whatsapp, nuestra llegada a Salamanca.

Llegamos a Salamanca sobre las doce de la noche cansados, mojados y con la satisfacción de haber llegado todos sin incidentes en esta ruta memorable a Guadalupe.  Hemos recorrido 572 km con 9 motos, 1 triciclo y 13 Meseperos: Luís Con, Adell, Juan Antonio, César, Carlos Stron, Isabel, Teresa, José Ángel, Miguel, María, Pablo, Nacho y Jesús Yayo.

JAErasmus & Luis de Cóngorra

Fotos de César, JAErasmus, Pablo, Miguel, Teresa

Testimonios meseperos:

Pablo: Todo estupendo gran día. Tenso e intenso a última hora. Una gran experiencia, pura emoción. Espero que todos estés en casita. Un abrazo

Placi: Tener un poco de paciencia que pase la tormenta. En Béjar llueve fuerte y tenemos la tormenta encima, más tarde llegareis pero más de noche no.

Juan Antonio: Acabo de entrar en casa…en la ronda de Salamanca había un viento huracanado que me los ha puesto de corbata, pero no ha podido. Un gran día y además pródigo en acontecimientos… climáticos…

Adell: Para mí ha sido todo genial, incluido el chaparrón de Aldeanueva a Salamanca. Qué lugar tan apropiado encontramos para comer y el agua muy fresquita y laxante

Teresa: Incluso para reflexionar, echar una cabezada, charlar, agasajar al estómago…

Carlos: Yo ya en casa…como llovía tanto me refugiaba debajo de los puentes

Luis Con: En casa a las 12, ya seco. Vaya infierno por la sierra de Béjar. Gracias Adell por abrir camino y tirar de la cordada. Los deauvilleros cumplen, ave César.

Leyenda rural, hasta el infinito y volver             https://youtu.be/pIsK5SzDR5k

Galería Fotos

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!