Ruta Lucha Contra El Bullying

Eran las 11 de la mañana cuando Teresa y yo, apertrechados con la ropa motera, esperábamos a nuestros compañeros Pablo y Santiago. Era un día especial, Mundo Motero iba a mostrar su apoyo a las víctimas del Bullying con mis compañeros de Una Al Mes y MSP, mis dos costillas moteras.

                                          

Llegaron nuestros amigos y nos dirigimos hacia la Plaza de Bolonia. Un poco antes de llegar ya vimos las primeras motos, el olor especial de l@s moter@s empezaba a embriagarnos, incluso algunos con sus bicis y unos inventos muy chulos. En la plaza se juntaron más de 80 moter@s en apoyo a la Asociación Salmantina Contra El Bullying.

Nada más bajar de la moto empezaron los saludos a mis amigos Roberto y su chica, José de A2 Ruedas, amigos de Ruedas Charras, peña El Casquete y otros tantos moter@s que allí se reunían. Fueron llegando mis compañeros de MSP José Carlos y Resti; y mis amigos de Una Al Mes Carlos y Begoña.

                                         

Después de la lectura del manifiesto y las respectivas fotos con el símbolo de ayuda mutua en nuestras manos tomamos nuestras motos y nos encaminamos hacia Santa Marta, allí nos esperaba el alcalde en la Plaza del Ayuntamiento. Fuimos tocando nuestros claxon y los escapes para que todo el mundo nos sienta, y a su vez sientan como suyo un gran problema de esta sociedad, el BULLYING. Todos debemos estar concienciados ante este grave problema que sufren los niños en el colegio y fuera de él, y está en nuestras manos acabar con ello. Sí, en mis manos y en las tuyas, no basta con reconocer el problema y mirar para otro lado, hay que afrontarlo y encararse a él con valentía. El apoyo social para estos niñ@s y sus familias es muy importante y a su vez presionar a las instituciones para que intervengan.

                                                

El ratito en Santa Marta fue bonito. Después de la lectura de nuevo de este manifiesto (que colgaremos con premura en esta página en cuanto nos llegue) nos pusimos en marcha. Nos dirigimos hacia el Centro Comercial El Tormes, donde nos tenían reservado un espacio para nuestras motos y un generoso ágape con el que la Asociación invitaba a los asistentes. Se veían imágenes tiernas, a las que no pude resistirme.

                                             

No dudé un momento en colaborar económicamente con el acto y adquirir las pulseras, que lucirán en mis motos hasta que el paso del tiempo las deteriore. Espero que para entonces el Bullying sea parte de nuestra historia.

 

El día estaba siendo bonito y emocionante, pero las obligaciones sociales nos apremiaban, nos esperaban nuestros amigos David y Miry en Peñaranda para comer y disfrutar de una tarde motera. Hacia allá fuimos Pablo Alagón, Santiago Monleón, Carlos, Begoña, Teresa y yo. Una bonita miscelánea de MSP y Una Al Mes para terminar de disfrutar de un día con amigos y las motos. Como dice Teresa: “¡Qué vida dan las dos ruedas!”

Sobre las 14,40 llegamos a Peñaranda, ya esperaban allí nuestros amigos. Curiosa fue la vista de la moto de David forrada integramente en cuero, un artista el chaval. La comida fue en el Restaurante Los Álamos, en el que por 17 € pudimos disfrutar de una gran comida en calidad y cantidad, con un entrante de Sopa Castellana, un primero, un segundo, el postre, el café y un chupito, todo regado con los caldos de la zona y agua KM0. Un sitio sin dudarlo para poder repetir.

                                                   

La sobremesa era estupenda, pero tocaba recuperar nuestras monturas y comenzar la ruta. Nos dirigimos hacia Mancera de Arriba y de allí a Blascomillán. Este tramo de carretera fue matador, el mal estado del firme nos obligaba a extremar las precauciones. De allí nos dirigimos hacia El Parral y Muñico, la carretera había mejorado ostensiblemente. De Muñico fuimos hacia Macotera, en un tramo de carretera precioso de firme, curvas y paisaje de campiña  de encinas salmantinas.

El día estaba engañoso, con el sol en algunos tramos pero con una temperatura que al ir con ropa de verano la estábamos sufriendo, incluso encendimos los puños. Llegamos a Alaraz y fuimos hacia la plaza a tomar un refrigerio, lo conocíamos de cuando paramos en la ruta de  Salvatierra de Tormes en un día de este frío invierno. Recordamos el frío de ese día con los guantes calefactados de nuestro amigo Luis Con, ¿recuerdas? Allí comentamos que algo es así depende del cristal por el que se mire…

                                               

El cafetito de rigor y tocaba separarnos, David y Miry debían volver a Peñaranda, tenían un cumpleaños y David tenía que darse prisa porque Miry quería comerse su porción de tarta, ya nos contarán cómo acabó. El resto nos encaminamos hacia Alba de Tormes, donde paramos a tomar el último cafetito antes de volvernos a separar, Santiago y Pablo tomaban dirección Guijuelo para volver a Monleón y Linares respectivamente; y Carlos, Begoña, Teresa y yo hacia Salamanca. Sobre las 20,45 llegamos a casa.

Había sido un día muy completo con un acto solidario por la mañana y una comida y tarde motera para rematar el día. Me encanta ver compartiendo mesa a amigos de MSP y Una Al Mes. Habían sido unos 190 km plenos de felicidad, y sobre todo felices de llegar a casa bien. Nuestros compañeros Jesús y Nacho que habían ido de expedición a Portugal también regresaban felices de su ruta, MSP se extiende por el mundo.

Galería De Fotos

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!