Ruta Piornal Garganta La Olla

18/02/2018

   La ruta de hoy, domingo 18 de febrero, ha sido un regalazo de José Angel Erasmus, ya no sólo por el recorrido de la ruta, sino por su dedicación e ilusión en organizarla: muy estudiada, cronometrada y muy bien liderada por un gran tipo. Pero nada es perfecto y el “pero” se explica más abajo.

   Son las 9:45 de la mañana y vamos llegando al Hotel Fénix los ocho meseperos que salimos de Salamanca. Miguel y María estrenan los chalecos y parecen niños con zapatos nuevos. El día está soleado, hace frío, pero promete una buena ruta de largas rectas y muchas curvas por la sierra extremeña.

Iniciamos la marcha a las 10 tomando la autovía hacia Béjar, y sobre las 10:50 estábamos en la gasolinera de Puerto de Béjar, donde nos esperaban Erasmus, Pablo Alagón, Placi y Teresa. Repostamos, estiramos las piernas y al solecito serrano, calentamos los pies y las manos. Allí nos despedimos de Teresa, la mujer de José Ángel, que por problemas de salud no podía acompañarnos, y que al vernos salir se quedó con gran pesadumbre.

Volvemos a la carretera nacional con dirección a Hervás y Villar de Plasencia por el valle del Ambroz, liderando la marcha la “Aqua” de José Angel. Aquí cogemos el desvío a Cabezabellosa y El Torno, carretera con buen asfalto y trazado curveado. Nos hacemos unas fotos con las estatuas de los olvidados de la guerra civil y con vistas al valle del Jerte. Emocionante fue ver desde atrás la hilera de chalecos amarillos, que en esta ocasión llevábamos todos, y sólo faltó el fondo blanco de la floración del cerezo. Habrá que repetirla, esto solamente era un aperitivo.

   Son las 12 y a Manoli le aprietan las ganas de comer el pincho, Santi la consuela diciendo: cielo, ten paciencia que ya llegamos. Bueno, todos teníamos necesidad del aperitivo, pero los restaurantes previstos estaban cerrados, parece que a José Ángel le “había fallado algo”, pero el placer de la compañía lo perdonaba, la que no sabemos si lo perdonaba era Manoli jjjjj. Así que en ayunas subimos a Piornal desviándonos a ver la cascada del Caozo, que apenas llevaba agua, pero lo suficiente para hacernos unas buenas fotos. Y sobre la una nos lanzamos al bar de la plaza a comer lo que hubiera con cañas y cafés. Esta carretera de subida a Piornal está muy bien asfaltada.

   Repuestos del ansión del aperitivo y aligeradas las vejigas, retomamos la carretera hacia Garganta la Olla por una carretera con bonitos paisajes, pero un asfalto horrible, con baches traicioneros y gravilla por doquier. Con estas penurias llegamos a las dos al destino, buena hora para comer en el restaurante Los Leones. Así que después de aparcar las motos y estirar las piernas, nos sentamos a comer en este acogedor lugar, bien decorado y agradable servicio.

   Después de una muy grata sobremesa con risas a mansalva y un suave limonchelo, nos paseamos por el pueblo por eso de aflojar la presión de los velcros. Son las cuatro y media y decidimos posponer para otra ruta la visita al monasterio de Yuste y al cementerio de alemanes, nuestro compañero Placi no se sentía muy bien. Planeamos la subida a casa y hacer una parada en Puerto de Béjar en el bar Ruta 66. Con lo cual nos vamos hacia Jaráiz y Plasencia, y por autovía llegamos al pueblo de José Angel. La emoción de José Ángel al ver los chalecos amarillos paseando por las calles de su pueblo y aparcar a la puerta de sus padres no tenía precio, casi se le saltan hasta unas lagrimitas. Unos cafés y nos despedimos. El anfitrión nos acompaña hacia la autovía con el sol en ocaso, y con las primeras luces llegamos a Salamanca. Son las 19:30 y ya están aparcadas las botas hasta la próxima salida.

   Gracias José Angel Erasmus por habernos regalado este gran día de ruta motera, y haciendo eco del sentir general: un placer el haber compartido esta formidable ruta de 344 km con esta magnífica cuadrilla de meseperos con 9 motos y 11 meseperos: Pablo Alagón, Erasmus, Luis Con, Miguel, María, Santi, Manoli, Pablo Bilbo, Tomás pan, Placi y Jesús Chispa. Y como dice una mesepera: “Lo importante no es solamente disfrutarlo, sino regresar tod@s los que salen”.

Luis de Cóngorra & Gran Erasmus

Fotos: Santi y Erasmus

Restaurante Los Leones – Garganta la Olla  927 179600  menú 16 eur

Teresa: el veros marchar me ha ayudado a saber lo que echo de menos no ir de ruta con vosotros.

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!