Ruta Plasencia – Jerte – Tornavacas

Eran alrededor de las 10.30, pertrechado con los ropajes, subí a mi montura para comenzar la primera del año. El frío arreciaba en esta época del año y la carretera estaba un poco peligrosa. Dirección sur a Baños de Montemayor y Aldeanueva del Camino. En un principio la idea era atravesar al Valle a través de Cabezabellosa y El Torno, pero la posibilidad de hielos me hizo desistir y dirigirme hacia Plasencia por nacional. El ritmo bueno y el frío intenso, aunque con los buenos ropajes y los puños de la moto lo subsanábamos muy bien.

         

Pasamos por Navaconcejo y de ahí a Cabezuela del Valle. Las corrientes de agua se abrían camino entre las piedras y en lo alto ¡¡¡un naranjo con sus frutos!!! Las gargantas en esta zona son maravillosas para contemplar, sin ninguna duda habrá que visitarlas a partir de primavera. Continúo ruta hacia Jerte y de allí a Tornavacas.

Tocaba parar al refrigerio. Los cerezos esperan dormidos los primeros rayos de la primavera. Esas ramas, ahora “muertas”, cubrirán el valle con su manto blanco de flores, espectáculo digno de presenciar. Subir Tornavacas y hacia Barco de Ávila. Desde allí tocaba emprender camino de vuelta a casa. Tomamos dirección Béjar. El clima iba siendo más benévolo con nuestra marcha. Llegamos a casa hacia las 13.30 y felices de haber llegado y deseando volver a salir.

Había sido una ruta den 150 km. solo, y no por eso menos gratificante. En algunas ocasiones el salir solo tiene su encanto, para organizar todos tus pensamientos y seguir aprendiendo en cada trazada, en cada curva.

 

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!