Ruta Zamorana

06/10/2019

Tocaba la segunda del finde. Se antojaba una gran mañana de domingo. En esta ocasión Miguel y María me acompañaban, para mi pesar Teresa no nos podía acompañar en esta ocasión.

A las 10 puntuales iniciamos ruta, primero un poco en falso y por fin enfilamos la carretera correcta en dirección a Ledesma por Golpejas. Continuamos marcha hacia el Pantano de Almendra, el cual nos recibió sin el agua que debería.

Una vez pasado Cibanal paramos al merecido pincho. Parece que la recomendación del camarero no fue acertada para María. La carretera estaba siendo estupenda y el clima muy benévolo. Pasamos por Formariz y de allí dirección Fariza y Badilla.

El paso por Badilla la carretera un poco lastimosa, aunque una vez pasado este trago la carretera estaba recién asfaltada y en muy buen estado. Tomamos cruce hacia Moralina y de allí enfilamos carretera hacia el Puente del Requejo. En este tramo la carretera había empeorado ostensiblemente y tocaba extremar las precauciones.

Pasamos la gran estructura metálica del puente y comenzamos una preciosa subida a Pino de Oro, lástima que el firme no acompañaba. El parcheado de la carretera provocaba tener que ir con una velocidad muy moderada. Una vez llegamos al Embalse del Esla pudimos parar para ver un espectáculo demencial. Lo que antes era un precioso paisaje cubierto de agua ahora era un terreno seco y resquebrajado.

Pasamos Fonfría y de ahí a Carbajales de Alba. El tramo de carretera entre Carbajales de Alba y Zamora era desconocido para nosotros y nos gustó, buen firme y buen trazado. Habrá que volver. Ya en Zamora tocaba pincho, no sin esfuerzo, y vuelta a casa por autovía para cumplir los horarios establecidos.

Alrededor de las 2 estábamos entrando en Salamanca. Habían sido en torno a 250 Km. con un clima envidiable.

 

¡¡¡UNA MÁS Y UNA MENOS!!!